martes, 9 de agosto de 2011

6º, Ville, ¿Miedo?


-La adoración que sentías hacia mí era tremenda y completamente recíproca. Yo, al menos, no contaba con más familia que mi hijo, y a él no iba a contarle mis problemas. Y mis amigos...intentaba ocultárselos. No quería preocupar a nadie, era mi gran defecto, y a la vez una virtud. Mientras siguiese manteniendo aquella actitud despreocupada, aquella sonrisa y ese "vamos a tomarnos unas birras" todo iría "bien". 
Pero contigo me siento de otra forma, liberado, sé que puedo ser sincero. Y a la vez arrancar aquellos sentimientos del alma era una carga tan grande...Era como intentar deshacerse a tirones de un garfio engarzado en la piel, que te despedaza la carne. Como yo mismo me había despedazado la del dorso de mi mano alba. Noto tu suave beso sobre el dorso, haciendo que cierre los ojos un instante, asintiendo levemente. Lo del corte en la mano había sido la misma noche, la misma en la que casi no lo cuento, la misma.-
Tengo miedo, nena. Mucho miedo.-susurro, con una voz trémula que dista de mi tono tranquilizador y seguro-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free Music Note 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com